14 empresas ofertaron para la construcción del acueducto en el Chaco

 


  • La inversión de la primera parte del acueducto oscila entre 55 a 60 millones de dólares

  • La inversión de la primera parte del acueducto oscila entre 55 a 60 millones de dólares

Asunción, IP Paraguay.- Un total de 14 empresas ofertaron para las construcciones civiles del Acueducto en el Chaco a cargo del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC). Las propuestas económicas oscilan entre 87.136.420.415 guaraníes (19, 5 millones de dólares) y 29.684.950.949 guaraníes (6,6 millones de dólares) entre los cuatro lotes.

 

 

La obra que beneficiará con agua potable a unos 70 mil pobladores del Chaco fue dividida en cuatro lotes a fin de darle oportunidad a varias empresas y agilizar las construcciones a través de trabajos en simultáneo. No obstante el cuarto lote no tuvo postulantes.

Para el lote uno ofertaron 11 empresas,  Benito Roggio e Hijos S.A. presentó la propuesta más elevada con  87.136.420.415 guaraníes (19, 5 millones de dólares), mientras que la más baja fue del Consorcio ABH  con 29.684.950.949 guaraníes (6,6 millones de dólares).

Ocho empresas se presentaron para el segundo lote, la más alta fue de Vialtec S.A. con 72.032.724.139 guaraníes (16,1 millones de dólares) y la más baja fue del Consorcio ABH 28.488.896.171 (6,3 millones de dólares).

Benito Roggio e Hijos S.A. ofertó la suma más elevada con 44.818.455.342 guaraníes (10 millones de dólares)para el lote tres, mientras que el Consorcio Ps propuso 37.510.235.572 guaraníes (8,4 millones de dólares) con el menor monto entre las seis empresas concursantes de esta etapa.

La inversión de la primera parte del acueducto de unos 202 km está a cargo del Estado paraguayo por un monto de aproximadamente 55 a 60 millones de dólares.

La segunda etapa tiene un costo de más de 29 millones de dólares que consiste en la  construcción de redes de distribución desde Loma Plata hasta las comunidades aledañas a través de un aporte de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que debe ser aprobado en la Cámara de Diputados.