martes, julio 16, 2024

Indert establecerá mesa de diálogo para destrabar conflicto de tierras

Compartir

Con el objetivo de lograr un acuerdo entre dos grupos pertenecientes a la Federación Nacional Campesina (FNC), cuyas familias se disputan una fracción de tierra en el asentamiento Felipe Osorio, del distrito de Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro, el presidente interino del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Juan Carlos Ramírez Montalbetti, entablará una mesa de diálogo para destrabar el conflicto.

El también ministro de la Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac) recibió en su despacho a un grupo de la emblemática organización, encabezado por Marcial Gómez, secretario general adjunto.

El problema entre las familias gira en torno a una propiedad de 40 hectáreas ubicadas en el asentamiento Felipe Osorio. El caso fue derivado por Ramírez Montalbetti a la oficina de Conciliación y Arbitraje del Instituto, integrada por un equipo técnico y jurídico del ente.

Con respecto al conflicto, el titular del Instituto instó al grupo liderado por Marcial Gómez a “buscar alternativas para llegar a un acuerdo” con el otro sector y así “evitar un enfrentamiento” entre ambos bandos, exhortó.

A su vez, el dirigente explicó que el enfrentamiento surgió cuando otro grupo de la comunidad solicitó al Indert el loteamiento de una fracción de tierras del lugar, a lo que él y su grupo se oponen tenazmente, argumentando que debe ser destinada a una reserva forestal y no a lotes urbanos. La porción forma parte de una reserva de unas 120 hectáreas y una tercera parte, es decir 40 hectáreas, pretenden ser destinadas a asentamientos humanos, informó el Indert.

Por otro lado, solicitaron la agilización de algunos casos emblemáticos como del asentamiento Crescencio González, en el distrito de General Resquín, departamento de San Pedro y el de San Juan – Puente Kyjha, distrito de Francisco Caballero Álvarez, departamento de Canindeyú, los cuales serán diligenciados por las dependencias pertinentes del ente.

Cristina Fernández releva a la cúpula de las Fuerzas Armadas de Argentina
Buenos Aires.- La presidenta argentina, Cristina Fernández, relevó hoy a la cúpula de las Fuerzas Armadas, apenas unas semanas después de la toma de posesión del ministro Agustín Rossi al frente de la cartera de Defensa, informaron fuentes oficiales.

Los cambios, anunciados por el Ministerio de Defensa en un breve comunicado, afectan a los máximos responsables del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el Ejército y la Fuerza Aérea.

Aunque durante la gestión de Cristina Fernández, que llegó a la Presidencia en 2007, se habían realizado cambios en las jefaturas de las distintas fuerzas, es la primera vez que el Ejecutivo aplica en un relevo de estas características.

El general de Brigada Luis María Carena asumirá como Jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas en sustitución del brigadier general Jorge Alberto Chevalier.

Pese a la sustitución, el ministro de Defensa expresó su agradecimiento a «quienes han desempeñado en este tiempo tan importantes responsabilidades, poniendo toda su energía, inteligencia y capacidad al servicio de la Patria», en especial a Chevalier.

«Merece un reconocimiento particular el trabajo realizado por el Br. Gral. Chevalier quien nos acompañó durante una década al frente del Estado Mayor Conjunto y fue parte de los primeros cambios impulsados por Néstor Kirchner apenas asumió como presidente», concluyó el comunicado.

El fallecido expresidente Néstor Kirchner realizó una importante renovación en la cúpula de las Fuerzas Armadas durante su mandato, entre 2003 y 2007 e impulsó los juicios contra militares por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura (1976-1983).

Como jefe del Estado Mayor General del Ejército asumirá el general de división César Milani, mientras que el contralmirante Gastón Fernando Erice se hará cargo de la Jefatura del Estado Mayor General de la Armada y el brigadier mayor Mario Miguel Callejo asumirá al frente de la Fuerza Aérea.

Aunque los cambios han sido anunciados a primeras horas de la noche de forma inesperada y a través de un escueto comunicado, la decisión de la presidenta no ha sido una sorpresa para analistas locales tras algunos conflictos que salpicaron la gestión del anterior ministro de Defensa, Arturo Puricelli, hoy titular de Seguridad.

Puricelli fue cuestionado por los fallos en el abastecimiento de las bases argentinas en la Antártida debido a la avería en un buque contratado para prestar el servicio, informa EFE.

El entonces titular de Defensa afirmó que el Ministerio actuó «con absoluta corrección y defendiendo los intereses del Estado».

Tras asumir en el nuevo cargo, Agustín Rossi, que fue jefe de la bancada oficialista en el Parlamento antes de asumir como ministro, dijo el pasado día 10 que la campaña antártica «fue realizada en forma correspondiente a lo que se tiene que hacer».

En esa misma oportunidad, el nuevo ministro aseguró que no había «absolutamente nada» al respecto de posibles cambios en las Fuerzas Armadas.

«Es decisión de la presidenta, quien lo hará cuando lo considere correspondiente, si lo considera», había dicho Rossi en declaraciones a una radio local.

La gestión de Puricelli había vivido otro episodio polémico en octubre pasado, cuando la fragata Libertad, buque escuela de la Armada argentina, fue retenida en Ghana por un pedido judicial de un fondo de inversión en el marco de un juicio contra el Estado argentino por el pago de bonos de deuda soberana.

En aquella oportunidad, en medio de la polémica por la inclusión de Ghana en el periplo del navío, el entonces jefe de la Armada argentina, Carlos Alberto Paz, presentó su renuncia y la presidenta argentina designó en su reemplazo al vicealmirante Daniel Alberto Martín, quien hasta entonces era subjefe de la fuerza.

 

Fuente: IP Paraguay

Otras Noticias

Actualidad