martes, julio 16, 2024

Pacientes del Instituto del Cáncer compran insumos y medicamentos

Compartir

Antonia López de Pereira mira fijo hacia la ventana donde ingresan los rayos de sol mientras recibe su sesión de quimioterapia, luego de un largo tratamiento de un mes en el Hospital Día del Instituto Nacional del Cáncer del MPS. Llegó desde Ciudad del Este con su hija María Lorenza Pereira, quien la cuida junto a otro hermano. “La atención es buena, pero compramos todo”, sintetiza la mujer. Afirma que para cada sesión deben adquirir suero y medicamentos. “Hasta ahora tenemos cómo cubrir”, indica.

En el caso de Teresa Cardozo ocurre lo mismo; en la misma sala de sesión su hija Cinthia Espinoza se queja de la demora por ingresar a quimioterapia. “Ayer perdimos todo un día porque no había lugar. Se espera mucho. Te dan turno para las 7.00 y entrás a las 10.00”, agrega. La familia calcula un gasto mínimo de G. 100.000 por cada sesión para la compra de todo lo que falta entre insumos y remedios. “En nuestro caso es así, pero hay quienes gastan más”, manifiesta.

Ayer, en una sola sala de quimioterapia recibían tratamiento más de 10 personas, sentadas en los sillones reclinables. En un ambiente más llevadero son acompañados por familiares quienes les acercan agua y algo que comer.

La sala está en silencio y con las horas de quimioterapia, que pueden durar hasta 4 horas, lo ideal sería contar con un televisor que los entretenga. El mismo doctor Gustavo Guggiari, director médico del hospital indicó que están solicitando la donación de uno para colocarlo en la sala y pasar videos educativos o documentales para los pacientes.

Guggiari admitió que faltan insumos, que hay momentos en los que se terminan y son los pacientes los que compran. Agregó que los fármacos antimonoclonales para tratamiento de cáncer de mama y colon que pueden tener un costo de hasta G. 20 millones por ampolla son proveídos por fundaciones como Santa Librada y Diben y que los demás se encuentran disponibles en el Banco de Drogas.

Alta demanda. El equipo de radioterapia ya fue reparado, afirmó Guggiari. Explicó que la demanda de uso es alta ya que funciona de 6 a 22 horas sin pausa en cuatro turnos y atiende a 100 pacientes. “Antes todo el mundo mendigaba para conseguir los fármacos necesarios. Ahora con la gratuidad eso no se da pero siempre es insuficiente porque cada día aumenta más la cantidad de pacientes. Ni una persona de clase media puede sustentar salvo que sea asegurado del IPS”, puntualizó.

 

Fuente: Ultima Hora

 

 

Otras Noticias

Actualidad