viernes, julio 19, 2024

Espionaje norteamericano se extendió por toda América Latina

Compartir

Paraguay, aunque en menor medida, también fue espiado por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de los Estados Unidos, según publica hoy el diario brasileño O Globo.

 

Siguiendo la investigación en relación al espionaje de Estados Unidos, se constató que además de Brasil, también fueron espiados otros países latinos como el nuestro, Paraguay. «También fueron espiados, de manera constante, pero a una intensidad menor, Venezuela, Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador», señala la publicación del medio brasileño.

O Globo tuvo acceso a varias documentaciones que muestran una colección de información sobre los países espiados.  De enero a marzo, según los documentos, los agentes espiaron en América Latina con un mínimo de dos programas: «Prisma» (durante 2 a 8 febrero) y «Informante sin límites» (de enero a marzo).

 

Un aspecto que se destaca en ellos es que los Estados Unidos no parece estar interesado sólo en asuntos militares, sino también en los secretos comerciales, como por ejemplo, el aceite en Venezuela y energía en México, de acuerdo a un listado elaborado NSA en el primer semestre de este año.

 

No obstante, no hay evidencia disponible de que el espionaje vía satélite, teléfono y correo electrónico, con los equipos de la NSA y la CIA (Agencia Central de Inteligencia) ha continuado en los últimos tres meses.

El «Prisma» permite el acceso a los correos electrónicos, chat y llamadas de voz de los clientes de empresas como Facebook, Google, Microsoft y YouTube. A través de ella, la NSA relaciona datos sobre el petróleo y las compras militares de Venezuela, la energía y los narcóticos de México y el movimiento trazado por las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Este programa, sin embargo, no permite el acceso a todo el universo de las comunicaciones. Los grandes volúmenes de llamadas y tráfico de datos en Internet se producen fuera del ámbito de la NSA y sus socios en el uso de Prisma.

Para ampliar su alcance, la agencia desarrolló otros programas con socios corporativos capaces de abrir el acceso a las comunicaciones internacionales. Este es el caso del «informante sin límites» para la catalogación de las llamadas telefónicas y acceso a internet.

En un documento sin fecha, se describen las tareas de operación «Silverzephyr» (el nombre de código es una referencia a una línea de tren que se vivía en los Estados Unidos en la década de 1940). De acuerdo con una presentación interna, la operación fue dirigida a líneas de acceso para la transmisión de información a través de un socio.

La importancia de las operaciones en Colombia se destaca en los mapas de la agencia. Puede explicarse en parte por la intensa cooperación entre los gobiernos de Washington y Bogotá a la ofensiva contra los guerrilleros de las FARC y su alianza financiera con los cárteles de la droga. Pero más allá de los aspectos militares, hay también económico – como el petróleo, según la fuente.

Los documentos obtenidos no contienen números específicos, pero la escala de colores utilizada en la agencia de mapeo permite la conclusión de que, en marzo de este año y el año pasado, Colombia fue considerado como un blanco de espionaje relevante como Brasil y México.

Fuente: Ultima Hora

Otras Noticias

Actualidad