Arlan Fick: “Un segundo nacimiento”

Arlan Fick (17), liberado anoche tras permanecer secuestrado por 266 días, afirmó que vivió un “segundo nacimiento” y agradeció a “todo el Paraguay” por su apoyo.

“Me trataron bien, tenía agua abundante. Tenía comida. Cuando llovía, no me mojaba”, dijo Arlan Fick en una improvisada conferencia de prensa frente a su domicilio esta mañana. Asimismo, contó que ayer, tras ser liberado, fue hasta la primera casa que vio y allí encontró a una persona que le prestó su teléfono. Con este móvil llamó a su hermana, quien no creyó que fuera él, por lo que tuvo que hablarle en alemán para probar su identidad.

Estoy sano. Después de mucho tiempo me liberaron. Volví a casa, me trataron bien, no me faltó nada, tuve comida, estaba excelente… agua abundante… nunca llegó a faltarme. Cuando llovía no me mojaba, no pase frío ni nada. Estuvimos caminando bastante, casi llegando a la noche, a orillas de asfalto, llegaron a dejarme ir, me sacaron el paño que tenía en la cara y me dieron un panfleto y me dijeron que tire el panfleto y seguí caminado. Me fui corriendo hasta la primera casa de la colonia brasileña, le encontré a un señor en su casa y le pedí su teléfono y le llamé a papá”, detalló el joven.

“Desde el día que salí, esa noche del 2 de abril, ya me colocaron un paño en la cara y recién ayer, cuando me dejaron al costado de la ruta, me quitaron. Recorrimos mucho (…) por eso tengo estos rasguños, todo el tiempo estuvimos por el bosque, en este tiempo sólo llegue a escuchar la radio, músicas polca, reguetón. No sabía lo que estaba pasando a mi alrededor. A Edelio le pusieron junto a mí, estábamos sentados en una hamaca, nos pasábamos tomando tereré, nos hicimos muy amigos. No me dijeron nada sobre su liberación (de Edelio)”, indicó Arlan Fick.

El padre de Arlan, don Álcido Fick, dijo que “espero que nadie pase nunca lo que yo pasé”. Además, en todo momento cuidó lo que decía su hijo, a raíz de la delicadeza del caso y los detalles que podría brindar sobre el secuestro.

Fuente: ABC Color