Brasil da golpe de gracia a comercio de frontera al bajar límite de compra

Desde ayer, los brasileños pueden comprar mercaderías solo por USD 150 sin impuestos; el cupo anterior era de USD 300. Ciudad del Este, Pedro Juan Caballero y Salto del Guairá serán afectadas.

 

CIUDAD DEL ESTE

Como un balde de agua fría recibió ayer la noticia el sector comercial la decisión adoptada por el ministro de Hacienda del Brasil, Guido Mantega, de reducir la cota de compra sin pago de impuestos en toda su zona de frontera terrestre de USD 300 a USD 150.

La determinación ya se encuentra en el portal oficial de la Receita Federal y fue publicado ayer en el diario oficial de la Unión, es decir, ya está siendo aplicada desde ayer.

En caso de que el valor sea superior al límite de USD 150, el turista deberá pagar el 50% del valor del excedente. O sea, en una compra que llegó en 400 reales, el turista deberá pagar un impuesto de 25 reales. Esto solo corre para los productos cuyo ingreso están permitidos, los demás deben ser requisados.

SORPRESA. El sector empresarial organizado no termina de asimilar la noticia, pues no se trata de una noticia que se esperaba, más aún para el momento comercial que vive de Ciudad del Este, que arrastra una crisis comercial desde diciembre del 2010, reduciendo el volumen de venta en más del 50%, una caída sin precedentes y que ya dejó a 2.000 personas sin trabajo desde entonces.

causas. Primero fue la crisis económica del Brasil, con consumidores altamente endeudados a través de las tarjeta de crédito, luego la constante militarización de la frontera y por ultimo la perdida la perdido del valor del real ante el dólar, hecho que se acentuó entre el 2012 y el 2013, complicando la competividad de la frontera, a razón de que los brasileño se veían obligados a invertir más reales por la misma cantidad de dólares.

Juan Armando Santamaría, presidente del Grupo de Trabajo Empresarial de Ciudad del Este, Fedecámaras, señaló estar sorprendido y que desconoce las razones que tuvo el Gobierno brasileño para adoptar esta determinación que impacta directamente en la actividad comercial entre ambas fronteras.

toda la frontera. «Esto va a reducir mucho más la actividad en la frontera, no solo de Ciudad del Este, sino de todas las ciudades brasileñas fronterizas con el Paraguay. Los beneficios no se ven de momento. Habría que escuchar a las autoridades del Brasil por qué razón se toma esta medida, que pareciera inconsulta, porque en países hermanos lo que cabe sobre este tipo de medida es que se discuta con el fin de buscar salida y beneficios.

Santamaría insistió en que esta decisión no la esperaban; muy por el contrario, la intensión incluso era aumentar la cota USD 1.000 por el bajón que se arrastra.

Recordó que en el 2011, diputados brasileños ya habían planteado la posibilidad de aumentar la cota de turismo en Ciudad del Este a USD 500 para reducir la informalidad.

La iniciativa fue presentada por el diputado federal Fernando Francischini, del Partido de la Social Democracia del Brasil (PSDB/ PR), pero nunca prosperó.

 

Fuente: Ultima Hora