lunes, abril 22, 2024

Chicharõ rompe el silencio y niega tener vínculos con el narcotráfico

Compartir

El sindicado por la propia Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) como uno de los capos del narcotráfico en el Paraguay, Carlos Rubén Sánchez Garcete, alias Chicharõ, diputado colorado suplente del Amambay, rompió el silencio y habló con Radio 1000 luego de las publicaciones que señalaban las visitas que le realizaron los diputados colorados Freddy D’Ecclessis y Marcial Lezcano, cuando el mismo estuvo preso en el penal de Tacumbú.

“Llamé para hacer unas aclaraciones. A mí me llaman Chicharõ no porque me fui a robar ni por nada, sino porque desde hace diez años entré en el fuego para salvar a mi hermano cuando se quemaba mi casa, en la época de Stroessner, que a mí me ayudó muchísimo; gracias a él estoy vivo. Llamé porque mucha gente es racista en Paraguay, me maltratan, dicen por mí ’Chicharõ kaigue’, principalmente Luis Rojas (director de la Senad). Ese señor es un irresponsable; me llama narcotraficante y sabe muy bien que yo no soy narcotraficante”, expresó Chicharõ, quien detalló que fue Rober Acevedo el que le puso el apodo de manera despectiva.

Sin embargo, el juez federal de Brasil, Odilón de Oliveira, dijo ayer que Sánchez posee dos condenas en el vecino país, además de antecedentes por tráfico de drogas.

Chicharõ cayó preso el 7 de setiembre de 2013 en Capitán Bado, en una operación de agentes de la Senad. Asimismo, tiene una condena a tres años de prisión por utilizar un nombre falso. Igualmente sostuvo que cuenta con antecedentes por tráfico de marihuana de Capitán Bado a Coronel Sapucaia, Brasil.

El político expulsado del Partido Colorado y señalado por la Senad como narcotraficante indicó a Radio 1000 que no tiene delitos, que en el año 2003 compró un vehículo del cual tiene los documentos, pero Rojas le tomó de su residencia en Capitán Bado detenido y lo exhibió como un delincuente, al igual que el ministro del Interior, Francisco De Vargas, según manifestó.

“Él (Rojas) me usó como un trofeo, y toda la República sabe de esa situación. Yo me quedé un año preso sin deber nada a nadie, por comprar un vehículo, y me armó ese señor Rober Acevedo (el senador liberal), irresponsable también, en el Brasil, por una boludez. En Paraguay no hay justicia, Luis Rojas me usó como trofeo”, repitió.

Debate. Indicó que tiene los documentos y acepta un debate para probar su inocencia, a lo que el propio Luis Rojas respondió que le encantaría realizar ese encuentro.

Cuestionó que las autoridades se burlen de él y sostuvo que proviene de una familia humilde, por lo que no salió antes a dar declaraciones.

“Yo tuve un juicio en el año 2000 por comprar un vehículo del Brasil… yo reconocí que compré… tengo los documentos”, señaló ya exaltado.

Al ser consultado sobre su proceso judicial en Brasil, dijo que fue solo por la compra del rodado, negando que sea en el marco de lavado de dinero u otro ilícito, y que todo se dio debido a su incursión en la política. “Desde que me metí en la política y pasó todo. La política es suciedad total. Yo me arrepiento, no quiero saber más nada… yo siempre le ayudé a la gente… ahora mi mamá está enferma”, dijo.

El ministro del Interior habló en el mismo programa, cuidándose de no acusar directamente, pero ofreció mostrar a los periodistas los elementos que lo sindican como presunto narcotraficante.

De Vargas encaró a Chicharõ y quedaron en presentarse a un debate este lunes.

Fuente: Ultima Hora

Otras Noticias

Actualidad