Desciende nivel del Pilcomayo

Aunque ya desciende el caudal del río Pilcomayo, la reciente crecida causó inundaciones en las comunidades de Pozo Hondo, Pedro. P. Peña y Tuscal, en el departamento de Boquerón.

 

Las aguas, que vienen de hacia Villa Montes (Bolivia), colmataron los bañados Solitario, Agropil y Mistolar.

La parte más afectada por la riada es el canal artificial de 40 kilómetros, en Boquerón. Este se desbordó a la altura del Kilómetro 20, dejando anegadas algunas comunidades.

Por ejemplo, en el área de San Antonio las viviendas de 15 familias quedaron bajo agua, y en Mistolar sintieron la embestida de la correntada unas 20 familias, según informó el presidente de la Comisión del río Pilcomayo, Lucio Amarilla.

Comentó que si bien en estos momentos el caudal hídrico está bajando, con la crecida pasada varias localidades chaqueñas, como Pozo Hondo, Pedro. P. Peña, Tuscal, hacia el hito I en el departamento de Boquerón, quedaron afectadas debido a que los bañados Solitario, Agropil y Mistolar fueron los receptores de las lluvias caídas en Villa Montes (Bolivia). Añadió que como consecuencia, varias familias perdieron sus medios de sustento y en algunos casos sus viviendas.

Dijo que a inicios de febrero el nivel del Pilcomayo, en la parte de Bolivia, descendió seis metros y que del lado argentino, en la zona de Misión de La Paz, descendió tres metros. Pero las intensas y frecuentes lluvias en tierras bolivianas hicieron que los canales y bañados del Chaco paraguayo se llenen rápidamente, indicó.

PDTE. HAYES

Hasta el momento la situación no es tan crítica en el departamento de Presidente Hayes, pues las cañadas de Madrid Sur y Norte absorben las aguas, pero en caso de producirse otra intensa lluvia de alrededor de 200 milímetros, la situación se tornaría caótica. Esto haría inundar por completo las zonas de Gral. Díaz, Cacique Sapo y Virgen de Fátima. En esta última localidad se construyen muros de manera a prevenir las posibles inundaciones.

Refirió Amarilla que si bien el agua está trayendo sedimentos (lodo) en grandes cantidades y ramas de palo bobo, esto no afecta a la producción agrícola ni ganadera. Aseguró que no existen taponamientos de canales en las estancias, como sucedía en años anteriores.

Fuente: ABC Color