Edil plantea prohibir uso de celulares en colegios ante riesgo de bullying

Con el objetivo de erradicar o al menos disminuir las posibilidades de casos de acoso escolar (bullying), el concejal asunceno Hugo Ramírez plantea a través de una minuta la prohibición del uso de celulares en escuelas y colegios existentes en la capital.

 

En su propuesta, que será debatida en la fecha por la Junta Municipal, el edil señala que las tecnologías avanzadas con que cuentan estos aparatos telefónicos han afectado y afectan a las instituciones educativas en cuanto al comportamiento de los estudiantes y a la atención que los mismos deben tener en el desarrollo de las clases.

“El uso de teléfonos celulares es ahora una parte integral de la vida cotidiana. A donde uno mire hay estudiantes usando celulares para llamar, mandar mensajes, tomar fotografías, grabar e incluso navegar en internet. Y esa tecnología avanzada afecta a las instituciones educativas y aumenta la necesidad de imponer medidas que prohíban a los estudiantes el uso de teléfonos celulares en escuelas y colegios”, insiste en su presentación.

MALA UTILIZACIÓN. En otro apartado de su minuta, el concejal Hugo Ramírez argumenta que los maestros que se oponen a estos teléfonos creen que los alumnos pierden mucho tiempo enviando mensajes a sus amigos y que eso impacta en su habilidad para prestar atención al plan de estudios.

Asimismo, menciona que tanto niños como jóvenes han llamado a sus escuelas y colegios usando sus teléfonos celulares para hacer amenazas de bomba y provocar problemas, sembrar el miedo y salirse de clases.

“A través de los teléfonos celulares también se diseminan rumores que causan caos innecesario entre estudiantes y docentes y de esta manera difunden el riesgo del tan mencionado problema de bullying, con casos de violencia que involucran a estudiantes, docentes y que incluso acabaron en suicidios de jóvenes”.

El edil pide la remisión de su planteamiento a la Intendencia para que juntamente con el Ministerio de Salud se tomen las medidas tendientes a prohibir el uso de celulares en las instituciones educativas.

“Con ello podemos erradicar o disminuir el riesgo de tráfico de drogas y conversaciones relativas a pandillas y casos de bullying. Los estudiantes deben ser controlados por profesores de disciplina para asegurar que esta práctica se minimice en clase. Los padres deben explicar a sus hijos sobre la prohibición”, puntualiza.

Fuente: Ultima Hora