Impuesto a servicios digitales no se recarga al usuario final

El impuesto aplicado a los servicios digitales pagados a través de tarjetas de crédito consiste en una retención que no se le recarga al usuario final por parte del fisco, afirmó ayer el viceministro de Tributación, Óscar Orué. “La ciudadanía debería conocer que esto se va a retener de las tarjetas de crédito en el momento de realizar las operaciones y solamente a aquellos ser­vicios que se paguen con tar­jeta de crédito como Net­flix o Youtube Premium”, aclaró el viceministro en conversación con Radio Nacional del Paraguay.

La tasa es del 10% del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que se retendrá a los servicios digita­les como Netflix, HBO Go, You­tube, Spotify, Deezer, Ama­zon Prime, Nintendo, Google, Facebook, Instagram, Twi­tter, PayPal, Apple, Airbnb, entre otros. La aplicación del IVA y del INR sobre los servi­cios digitales de proveedores del exterior entrará en vigen­cia el 1 de julio del 2020, según el decreto Nº 3.107 que regla­menta lo establecido en la Ley Nº 6.380/2019 de “Moderni­zación y simplificación del Sis­tema Tributario Nacional”.

En tanto que el Impuesto a la Renta de No Residentes (INR) se aplicará sobre una base imponible del 30%, por lo cual la tasa efectiva sería del 4,5%, según explicacio­nes del viceministro.

Orué añadió que esa reten­ción servirá como compro­bante de pago del impuesto al contribuyente, quien deberá recibir ese documento por parte de la entidad que le expidió la tarjeta de crédito.

Dijo que esta retención lo que implicaría es que se le envíe menos dinero a las empre­sas extranjeras que prestan el servicio, por lo que Orué no descartó que estas empresas aumenten los precios de sus servicios. “Eso ya no es una atribución que pueda estar a cargo del Estado”, afirmó.

SIN FISCALIZACIONES

Dentro de la reforma imple­mentada, Orué aclaró que la implementación del Impuesto a la Renta Empre­sarial (IRE), que afecta tam­bién a vendedores informa­les, será aplicado de forma gradual con el objetivo de que ellos entiendan los beneficios que van a tener y se vayan formalizando de a poco. En este caso se prevé el Sistema Resimple, que va desde un pago mensual de 20 mil guaraníes hasta 80 mil guaraníes, dependiendo del monto de facturación.

“Este 2020 va a ser un año de concienciación, capacitación, no vamos a hacer fiscalizacio­nes ni multas a este sector; lo que queremos es que ellos entiendan los beneficios que van a tener y se vayan forma­lizando de a poco”, indicó.

El viceministro explicó que este sector ya tenía que haber pagado impuestos desde el 2003, cuando se creó el Impuesto a la Renta al Pequeño Contribuyente. “Lo que hici­mos ahora fue flexibilizar las reglas para que estas personas puedan cumplir con sus obliga­ciones y estén formales”, dijo.

Afirmó que la formalidad no solo le beneficia al Estado, sino al contribuyente, que tiene un estatus diferente y puede tener una inclusión financiera más directa y jus­tificar sus ingresos. “Ahora no pueden crecer porque viven a costa de la usura”, añadió.

Fuente: HOY.