jueves, julio 18, 2024

Nadal retorna a una final de Master 1000

Compartir

California.- Rafa Nadal regresa a la alta competición tenística y jugará la final del torneo Masters 1000 de Indian Wells tras derrotar al checo Tomas Berdych por 6-4 y 7-5 en una hora y 43 minutos de juego en un partido muy igualado y exigente para el mallorquín

Han tenido que pasar casi 10 meses, desde que el español ganara en Roland Garros, y alguna semana más, desde que lo hiciera en Roma, en un Masters 1000, para volver a Rafa en una final de categoría.

En la pista dura de Indian Wells, Nadal parece recuperar las mejores sensaciones en su rodilla izquierda y este sábado jugó un gran encuentro ante un rival muy complicado como fue Tomas Berdych.

Ante el checo, Nadal exhibió un juego profundo desde el fondo de la pista y movió a su rival. Pero, sobretodo, Rafa sacó su carácter de campeón cuando más lo necesitó, cuando peor tuvo el partido, a partir del octavo juego de la segunda manga.

El español se acerca a la victoria número 600 de su carrera y lo hizo con un tenis de calidad, pero también de coraje. Solidez en el saque, cargar con el revés y machacar a su rival por la derecha fueron las bases del triunfo de Rafa Nadal, junto a su espíritu de superación.

En el primer set el español cometió muy pocos errores, al igual que Berdych, a quien supo mover bien y aprovechó el séptimo juego para romperle el servicio al checo. Nadal tuvo que emplearse a fondo para consolidar la ventaja ante un Berdych que se aferró a sus opciones.

Tal vez a Berdych le pudo el hecho de tener un 12-3 en contra en el cara a cara con el manacorense. Aunque forzó todo lo que pudo a Nadal, este concluyó la primera manga con un saque directo para hacer el 6-4 en 42 minutos de partido.

Carácter de campeón

El espigado checo comenzó agresivo la segunda manga, pero cada vez que apretó se encontró con un sólido oponente que sacó partido de los puntos largos. Ambos mantuvieron su servicio hasta que el el español atravesó un pequeño bache.

Los mayores apuros para Nadal llegaron en el octavo juego, en el que una doble falta le costó la rotura y que Berdych se pusiera 5-3. Entonces sacó Rafa su instinto de campeón. Rompió el servicio y consolidos en los dos juegos inmediatamente posteriores.

El manacorense superó la tensión y el cansancio , trabajó sobre el revés y ‘machacó’ el lado derecho del checo con golpes de alta escuela. Otra rotura más obligó a luchar sin cuartel por todos los puntos ante un Berdych que no dio su brazo a torcer.

A base de casta y calidad, Rafa realizó saques ganadores en momentos clave y, aunque le costó un poco cerrar el partido, acabó por doblegar a Berdych por un ajustado 7-5. El triunfo supone el premio del regreso de Nadal a una final de alto nivel después de la lesión que lo tuvo siete meses lejos de las pistas.

 

Otras Noticias

Actualidad