martes, julio 23, 2024

Paleontólogos rescatarán lo que quedó del fósil hurtado en la caverna Risso

Compartir

 



Vallemí, IP Paraguay (Lida Duarte y Alexis Arzamendia, enviados especiales).-Los paleontólogos que pretendían extraer este lunes el fósil de perezoso gigante de la caverna Risso de la localidad de San Lázaro, a unos 19 km de Vallemí, quedaron en  el lugar para trabajar con lo que quedó del ejemplar luego de constatarse el robo de gran parte del ejemplar de gran valor científico.

La denuncia del robo fue hecha este lunes luego de que paleontólogos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (Facen) en un tercer intento se hayan trasladado hasta la caverna Risso para la extracción del fósil, sin embargo en el lugar encontraron que el animal protegido con yeso fue violentado y robado gran parte, quedando solo el 10 por ciento del perezoso.

Los paleontólogos de la Facen lamentaron el ilícito, ya que desde hace dos años están trabajando en el fósil y han invertido en las investigaciones más de 60 millones de guaraníes. “Nosotros fuimos invitados por la universidad de Berkeley justamente para estudiar la extinción de estos animales y por primera vez la paleontología paraguaya iba a terminar siendo el  centro de operaciones a nivel Sudamérica por el potencial que había acá, pero todo está perdido”, expresó el técnico que encabeza la misión, Víctor Filippi.

Para el técnico argentino, Javier Ochoa, quien integra la comitiva, a causa del hecho no se podrá reconstruir el perezoso y que lo sustraído tampoco será de utilidad para nadie “simplemente les sirve para alimentar su ignorancia, puesto que un fragmento de fósil no te sirve ni para venderlo, ni mucho menos para aplicar algún tipo de estudio científico, simplemente es un souvenier que se llevaron”, aseveró.

Igualmente permanecieron en San Lázaro para retirar lo que quedó del animal, además de estudiar otros fósiles menores en la caverna.

Ante la constatación de la sustracción  del bicho la ministra de Cultura, Graciela Bartolozzi, declaró ante el juzgado de Paz, que setrató de un acto vandálico, y que el hurto del fósil debió perpetrarse entre el 14 de agosto cuando los paleontólogos debieron abortar la extracción por amenazas de los pobladores y el 13 de octubre cuando ingresaron a la caverna técnicos brasileños invitados por lainstitución, quienes luego de una inspección advirtieron sobre una intervención del material.

Los fósiles están protegidos bajo la ley 1946/82 Protección de losBienes Culturales, además del artículo 81 de la Constitución Nacional.

 

Otras Noticias

Actualidad