martes, julio 16, 2024

Pobladores piden a hijas de don Luis Lindstron que sigan dando trabajo

Compartir

La comunidad de Tacuatí despidió ayer con profunda tristeza a su benefactor, Luis Alberto Lindstron Picco, quien fue asesinado de quince disparos la mañana del viernes, por supuestos tiradores del EPP.

«Don Luis Lindstron, nunca te olvidaremos. Gracias por tanta ayuda a tu pueblo. Tu querida Tacuatí». La sentida expresión, que resume el sentimiento de los pobladores de esta localidad, estaba escrita en un pasacalles colgado a un costado del sitio donde fueron velados los restos del ganadero asesinado el viernes, a la mañana, y depositados ayer en un panteón edificado en el mismo patio de su vivienda.

El asesinato de Luis Linds- tron es un duro golpe para la comunidad, ya que el ganadero era considerado un benefactor que daba trabajo a mucha gente. En ese sentido, los pobladores, antes que exigir justicia a las autoridades, resaltaron la ayuda que Linds- tron prestó a Tacuatí. Uno de ellos, de nombre Roque Vera, como portavoz de la comunidad, pidió a las hijas del ganadero que se queden en la comunidad para seguir dando fuentes de trabajo, como lo hiciera su padre por 30 años.

 

El sepelio se realizó en horas de la mañana, bajo un cielo encapotado y ante la ausencia de autoridades, tanto departamentales como nacionales.

 

El cortejo fúnebre partió desde la vivienda del ganadero y dio un recorrido por el centro de la ciudad, hasta llegar a la capilla de Tacuatí, Las Mercedes, donde los recibió el párroco Jean Carlos.

 

Luego volvió a la residencia, escoltado por efectivos de las Fuerzas Especiales, para ser depositados los restos del ex jefe comunal de Tacuatí en su última morada. En todo momento, el cajón de Lindstron fue acompañado por una multitud de al menos 100 personas. Las hijas, Amalia, Silvia y Luisa, caminaron atrás de la camioneta que transportaba el féretro.

 

Silvia, quien más lo acompañó en vida, tomó la palabra para despedir a su padre: «Se fue un héroe», expresó. «Quizás lo mataron, lo llevaron físicamente, pero él está con todos nosotros, con sus ideales y con la fortaleza que tenía para salir adelante», dijo.

 

Muchos de los asistentes coincidieron en que Lindstron era un gran trabajador y su muerte enluta no solamente a Tacuatí, sino a todo el país.

 

Lindstron llegó hace 30 años al pueblo, donde se asentó como agricultor y luego se hizo ganadero. Ahí llegó a ser un hombre importante, hasta llegar a la Intendencia de la comunidad, en la década del 90. En el 2008 fue secuestrado por miembros del EPP, quienes lo mantuvieron en cautiverio durante 44 días.

 

Su hermano, Amado, indicó que días atrás recibió una amenaza, pero que no le hizo caso. «Ni así me van a sacar de acá», dijo en respuesta a la advertencia. Poco después ya lo emboscaron y le dieron muerte.

 

OTRO ATAQUE DEL EPP

 

La comunidad de Tacuatí despidió ayer con profunda tristeza a su benefactor, Luis Alberto Lindstron Picco, quien fue asesinado de quince disparos la mañana del viernes, por supuestos tiradores del EPP.

 

TEMEN POR SUS FUENTES LABORALES

 

Los pobladores de Tacuatí lo que más temen es que la desgracia ocurrida con la familia Lindstron ahuyente a la gente que da trabajo, pues no ven que haya garantías.

 

«No hay garantías ni para los empresarios ni para los demás pobladores», manifestó Adalberto Franco. El poblador exigió al Gobierno mayor respuesta y manifestó su confianza en que mejoren las cosas en el próximo gobierno.

 

En el mismo tenor se expresó Secundino Morel, quien consideró que si lo ocurrido no se aclara, la poca gente que da trabajo a los pobladores podría abandonar la zona.

 

«Los colonos menonitas están atemorizados», dijo.

 

 

A Tacuatí le falta desarrollo y esto empieza asfaltando los 45 kilómetros de camino de tierra que lo separa de la ruta 3 General Elizardo Aquino, lo que es un gran déficit en todo el país.

 

Fuente: Ultima Hora

Otras Noticias

Actualidad