Un sitio apacible en el bosque donde “reposa el guerrero”

La posada se encuentra en Altos, uno de los distritos del departamento de Cordillera, zona ideal para desconectarse del ambiente urbano y abrazar las virtudes de la naturaleza.

En la localidad de Altos, del departamento de Cordillera se halla la posada «El reposo del guerrero», recientemente inaugurada por la Senatur (Secretaría Nacional de Turismo). El lugar es el perfecto asilo para quienes deseen desconectarse de la vida laboral de la capital y navegar por un remanso de paz reflejado en grandes hectáreas de bosques vírgenes, listos para ser explorados.

En el centro del recinto, se yergue una fuente de agua cristalina unida a un puente muy pintoresco.
En el centro del recinto, se yergue una fuente de agua cristalina unida a un puente muy pintoresco.

La posada está ubicada a siete kilómetros de la iglesia de Altos, específicamente sobre la avenida Aguai-y, camino a Loma Grande. La zona es bastante alta -sobre lomas- y posee un terreno selvático exuberante.

Ambientes

Cuenta con siete habitaciones y 12 camas, con aforo para albergar a 23 personas en total. En un predio de ocho hectáreas se yerguen una casa con baño compartido, un contenedor y una cabaña apacible en la cima de la reserva. El precio de hospedaje es de G 100.000 por persona y por día, y G 80.000 para niños menores de 12 años. Incluye desayuno y ropa blanca.

Balcón, porche o veranda, como se lo quiera llamar, es un verdadero disfrute visual.
Balcón, porche o veranda, como se lo quiera llamar, es un verdadero disfrute visual.

En la cabaña hay dos dormitorios matrimoniales, mientras que el contenedor es para un matrimonio. La casa, por su parte, tiene dos dormitorios arriba y dos abajo.

Puesto que el baño tanto de la planta alta como el de la planta baja son compartidos, el precio es de G 80.000 por persona. Las personas que alquilan en multitud, pueden ingresar su comida y usufructuar la parrilla.

Muchas especies nativas, árboles frutales y florales; se extienden en una amplia vegetación.
Muchas especies nativas, árboles frutales y florales; se extienden en una amplia vegetación.

Recreación

Los senderos de bosque invitan a conectarse con la naturaleza reinante expresada en frondosos árboles nativos de la región, como eucaliptos, naranjales y miles de especies florales y frutales distribuidas en una infinita lozanía.

Hay tres piletas, una para niños y dos para adultos.
Hay tres piletas, una para niños y dos para adultos.

Continuando la casa, se centra una fuente de agua cristalina unida a un puente muy pintoresco, el cual conduce a la cabaña en la cumbre del cerro. Frente a la casa de estilo colonial se erigen tres piletas, una para niños y dos para adultos.

“El reposo del guerrero”

Los propietarios son el doctor Blás Agüero y su esposa Clara Ramírez de Agüero. Hace 18 años, este recinto funge de escapada de fin de semana para la familia. Ambos son jubilados.

A decir de Clara Ramírez de Agüero, cuando uno se jubila no puede estar desocupado porque sobreviene la depresión, por lo que decidieron emprender juntos la conversión de su hogar en posada turística.

En la cabaña, situada en la cumbre de la reserva, hay dos dormitorios matrimoniales.
En la cabaña, situada en la cumbre de la reserva, hay dos dormitorios matrimoniales.

«Esta es nuestra casa familiar. Hace 18 años que venimos acá los fines de semana. Cuando nos jubilamos mi marido y yo decidimos emprender esto. Soy comerciante y trabajadora social, mi marido es jubilado bancario», precisó doña Clara.

La casa tiene dos dormitorios arriba y dos abajo.
La casa tiene dos dormitorios arriba y dos abajo.

«Yo soy muy hiperactiva y las personas que comparten mi sueño me regalaron el contenedor -hoy dormitorio estar-. Acondicioné con pajas típicas y le di color. La posada funciona hace como cuatro años entre amigos. Ahora Senatur te abre la pantalla al mundo. Mi hija estudia Hotelería y Turismo y me venía diciendo que registre en Senatur», relató.

El contenedor es para un matrimonio. Posee todas las comodidades.
El contenedor es para un matrimonio. Posee todas las comodidades.

Por último resaltó que hacer turismo interno es hacer patria, pues revalorizamos lo que tenemos: «Hacer conocer es patriotismo». «Tenemos todavía el oro azul, el acuífero guaraní. Está justamente acá», enfatizó respecto al agua dulce y natural que nos rodea.

Contacto: (0981) 580 100; (0961) 945 712.

Fuente: La Nación.