El 2014 cierra con una inflación del 4,2%

Asunción, IP.- La inflación del mes de diciembre del año 2014, medida por la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC), fue del 0,7 por ciento, superior a la tasa del 0,1 por ciento observada en el mismo mes del año anterior. Con este resultado, la inflación del año 2014 se ubicó en un 4,2 por ciento, mayor al 3,7 por ciento registrado en el año 2013, informó el Banco Central del Paraguay.

El aumento de los precios se debió principalmente a un mayor dinamismo de las exportaciones de carne vacuna que redujo las existencias locales y por una leve depreciación de la moneda local, el guaraní, frente al dólar que encareció los productos importados en los últimos meses.

Ante el incremento de los precios de la carne bovina, los productos sustitutos, como la carne de aves y de cerdo, registraron una mayor demanda, traduciéndose en una presión sobre los niveles de precios domésticos. Así también, el buen momento exportador de la carne porcina se puede ver potenciado con la inminente apertura de un mercado muy importante como el de Venezuela, país que auditó una planta frigorífica local para habilitarla como proveedor de su mercado.

Del mismo modo, los embutidos, carne en conserva, aceites, y los alimentos consumidos fuera del hogar registraron incrementos moderados de precios.

Por otra parte, se observaron disminuciones de precios en algunos alimentos como las menudencias vacunas, harinas, productos lácteos, huevos y bebidas no alcohólicas.

La inflación se aceleró en la primera mitad del año impulsada por alimentos como la carne, los lácteos y el azúcar, algunos servicios y por el ajuste de las tarifas del transporte público y del gas de uso doméstico.

En diciembre, los precios subieron un 0,7 por ciento.

El Banco Central sostuvo que el ajuste de la tasa de interés de política monetaria a finales del 2013 ayudó a controlar la presión inflacionaria registrada. La tasa subió 75 puntos básicos en enero y febrero, y se mantuvo sin variaciones desde entonces.

Semanas atrás, el Banco Central redujo la meta de inflación a un 4,5 por ciento a partir del próximo año desde el 5 por ciento actual, con un margen de más o menos 2 puntos, buscando dar una mayor previsibilidad a la economía.

La economía paraguaya, altamente dependiente de la agricultura, crecerá un 4 por ciento este año, según estimaciones de la entidad.

Fuente: IP Paraguay