Arlan cumple tres meses en manos del EPP

Arlan Fick fue secuestrado hace tres meses por miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) en la localidad de Paso Tuyá, departamento de Concepción y las autoridades mantienen la esperanza de encontrarlo con vida. Fidel Zavala es otra víctima del grupo armado que estuvo en cautiverio por más de 90 días, pero existen diferencias entre ambos casos.

 

El joven Arlan Fick fue secuestrado en la noche del 2 de abril cuando miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) irrumpieron en su vivienda.  Ese día, se concretaría un nuevo golpe de la banda delictiva.

Este miércoles se cumplen tres meses (91 días) de estar en cautiverio y no existe información fidedigna sobre su estado y tampoco prueba de vida alguna, a pesar de que su familia cumpliera con todas las exigencias del grupo armado.

Al principio, solo trascendió que entre los pedidos realizados estaban la difusión de un video, donde la banda criminal reivindicaba su lucha, y la distribución de víveres por valor de USD 50 mil, en dos comunidades de Concepción.

Sin embargo, Alcido Fick, el padre del joven, informó tiempo después sobre el pago de USD 500.000 para el rescate de su hijo, entrega que fue realizada pocos días después del secuestro y que no se dio a conocer en un principio.

Otro caso similar que superó los 90 días fue el de Fidel Zavala, quién fue secuestrado por el EPP el 15 de octubre del 2009 y liberado el 17 de enero del 2010 tras el pago de USD 550.000 por su rescate.

El ganadero estuvo 93 días en cautiverio y Arlan Fick estaría igualando la misma cantidad de días este viernes.

Una de las hipótesis manejadas por los investigadores es que el EPP tenga las intenciones de superar esa marca para demostrar su fortaleza y seguir poniendo en zozobra a la ciudadanía y al propio Gobierno.

En el secuestro de Fidel Zavala se tuvo una negociación con el grupo armado y la familia contó con pruebas de vidas antes de realizar el pago de rescate; con Arlan Fick ocurre lo contrario, ya que no se tiene conocimiento sobre el estado del joven en cautiverio.

«El proceso de negociación es terrible. Yo me imagino como estará sufriendo la familia de Arlan», comentó Diego Zavala al recordar los días en que debió negociar con los miembros del EPP para liberar a su hermano Fidel.

Comentó que uno sobrevive a medida que transcurren los días porque no se sabe si su ser querido murió o no y calificó a la situación como una «laceración al alma permanente». Valoró la contención familiar para resistir todo ese tiempo.


La familia Zavala también tuvo el apoyo de investigadores colombianos que llegaron al país para asesorar a las fuerzas policiales.


El ministro, Francisco de Vargas, dijo que en el caso de Arlan  eso no hubiera ayudado mucho porque la familia Fick ya pagó el rescate pocos días después del secuestro.


Fidel fue una de las pocas personas secuestradas que al ser liberada contó en forma detallada la experiencia vivida. Dijo en su momento que no sufrió apremios físicos, pero sí constante tortura psicológica.

Entre otras cosas, mencionó que los miembros del grupo armado portaban chalecos, cinturones, pistolas, granadas y armas de grueso calibre como una ametralladora  M-16, una FAL y otras tipo UZI.

El Gobierno constantemente dice tener informaciones de inteligencia que dan al joven Arlan Fick con vida, pero aclaran que tampoco se puede tener certeza de ellos.

El fiscal adjunto de Antisecuestro, Alejo Vera, expresó días pasados que sigue la esperanza de encontrar al joven Arlan Fick con vida. Mencionó que existen muchas informaciones que no pueden ser develadas.

El caso del joven tocó profundamente a la sociedad, que por medio de constantes manifestaciones, piden su liberación.

Alcido Fick suplicó públicamente, en un par de ocasiones, la liberación de su hijo. Indicó que ya cumplieron todas las exigencias y esperan que el grupo armado cumpla su palabra.

Fuente: Ultima Hora