Arlan Fick lleva 100 días en cautiverio

Paralelamente al nuevo plagio perpetrado hace seis días por el EPP en la localidad de Arroyo de Oro, el del policía Edelio Morínigo Florenciano (25), hoy Arlan Fick Bremm (16) cumple 100 días de cautiverio.

 

 

ARROYITO, Dpto. de Concepción (Iván Leguizamón, David Quiroga y Aníbal Céspedes, enviados especiales; Aldo Rojas, corresponsal). Con el refuerzo de la dotación de militares desplegados en el Norte, que fue ordenado por el mismo presidente de la República, Horacio Cartes, la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) ahora por lo menos tendrá otros 100 hombres más disponibles para pelear en ambos frentes contra la banda armada, compuesta solamente por 20 integrantes que mantienen en jaque al sistema de seguridad nacional.

Pese a que la familia del chico pagó 500.000 dólares en efectivo y entregó víveres por otros US$ 50.000, el EPP nunca cumplió su promesa de liberación, que a su vez para el Gobierno se disipa cada vez más.

Oficialmente se sabe que los captores ni siquiera enviaron una prueba de vida de Arlan, quien fue llevado de su casa en la noche del 2 de abril pasado, luego de un enfrentamiento en el que murieron el vicesargento 1° del Ejército Hugo Andrés Monges Ramírez (21) y los criminales Bernardo “Coco” Bernal Maíz (20) y Claudelino Silva Cáceres (22), alias “Víctor”.

El plagio de Arlan pasa a ser el más prolongado del EPP, aunque por detrás del caso de Cecilia Cubas, quien fue hallada muerta 148 días después de ser secuestrada, y por encima del caso de Fidel Zavala, cautivo 94 días.

El nuevo secuestro del policía, en la localidad de Arroyo de Oro, a 20 kilómetros de Paso Tuyá, distrajo toda la atención de la FTC, cuya capacidad operativa tuvo que ser reasignada en dos frentes para aclarar ambos plagios en curso.

Sin embargo, en ambos casos hay nulas informaciones que ayuden a dar con el paradero de los cautivos.

Actualmente la colonia Paso Tuyá se convirtió casi en un pueblo fantasma, ya que nadie se anima a transitar por los caminos rurales por miedo al EPP.

La familia Fick Bremm se cerró completamente a los investigadores y a la prensa, después de dos conferencias de prensa que hizo don Álcido Fick, padre de Arlan, para rogar la liberación de su hijo. Aunque los colonos de Paso Tuyá aún conservan las esperanzas de recobrar con vida a Arlan, hay otros lugareños que se mantienen más escépticos.

 

Fuente: ABC Color