Consiguen gas, pero seguirán faltantes

Con más de una semana de retraso, ayer comenzaron a cargar en Argentina los 30 camiones que traerán a nuestro país 600.000 kilos (600 Ton.) de gas. Aun así, se prevé que recién en agosto terminen los faltantes. Así lo explicó el presidente de la Cámara Paraguaya de Gas (Capagas), Pedro Ballota.

 

Según lo explicado, a partir de la llegada de estos camiones comenzaremos a tener garrafas para uso doméstico, en primer lugar, luego para las industrias y, finalmente, para las estaciones de servicio (“autogas”).

Luego de esta partida de 600.000 kilos habrá más cargas hasta completar 1.500.000 y, en total, prevén cerrar julio con una provisión de 4 millones de kilos, muy por debajo de la cifra suministrada el mismo mes del año pasado, cuando se llegó a los 6.180.088 kilogramos, según datos proveídos por Industria y Comercio.

Este mes, se estuvo trayendo gas de YPF, de Bolivia, Refinol y Enarsa, de Argentina. Pero no fue sencillo conseguir el cargamento de referencia, debido al cambio del titular de la Secretaría de Energía de Argentina, que “hizo variar el terreno”, dijo Ballota.

Incluso, fue necesaria la intervención de la Embajada y de Relaciones Exteriores, agregó, para cerrar el negocio. No obstante, se estima que para el próximo mes ya no habría problemas de provisión, ya que desde ahora se comenzarán a realizar las gestiones.

En el 2013, los dos meses en los que se registraron mayor venta del producto de referencia fueron mayo y julio, con 8.648.844 y 7.768.379 kilos, respectivamente.

Alternativas

Teniendo en cuenta la escasez de gas, que cada año se registra en épocas de frío por la menor provisión de Argentina, las amas de casa optan por alternativas a la cocina tradicional. La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) 2013 reveló que el 78% cuenta con cocina; el 41,80% tiene horno eléctrico y el 25,60%, microondas.

Las cocinas tradicionales se consiguen desde G. 600.000 (cuatro hornallas), según se verifica en la web de González Giménez, en tanto que las placas a inducción, a partir de G. 300.000 (una hornalla) con olla de obsequio, pero hay descuentos al contado. Precios similares se manejan en otras casas de electrodomésticos, como Bristol y Enrique Matalón.

Javier Borja, del área de Ventas de González Giménez, señaló que entre las alternativas a la cocina tradicional, los compradores buscan placas a inducción antes que las eléctricas. Comentó que la marca “Mansui” se ofrece ahora con una olla de regalo por G. 257.500 con tarjeta de crédito y G. 585.000 de la marga “Livetech” con kit de ollas y pailas.

Fuente: ABC Color