Diez años sin primavera

Este domingo se cumplirán 10 años del día en que Cecilia Cubas fue secuestrada y luego asesinada por el EPP. En la ocasión, su madre, la senadora Mirta Gusinky, le rindió homenaje y pidió en nombre de su hija la liberación de Arlan Fick.

“El domingo se inicia una nueva primavera y se cumple una década desde que la secuestraron, la asesinaron y me la arrebataron por siempre”. Así inició su intervención la senadora, desde el atril principal de la sala. Quebrándose en momentos, primeramente recordó a su hija como una persona ejemplar: trabajadora, solidaria y estudiosa.

La joven fue secuestrada el 21 de setiembre de 2004, para luego serhallada muerta en un túnel dentro de una vivienda en Ñemby, casi cinco meses después. Gusinky acompañó su alocución con imágenes de aquel día y con declaraciones de los agentes fiscales intervinientes. El día que vio a su hija “reducida a huesos” fue cuando le prometió que buscaría justicia para ella, recordó.

Posteriormente, resaltó el caso de Arlan Fick (16), quien también fue secuestrado por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el pasado 2 de abril y que hasta ahora no aparece. “Tenemos a Arlan con un cautiverio de 169 días y yo puedo sentir el dolor de la familia Fick. Como madre y como abuela me tuve que levantar para seguir adelante. Larga fue la batalla judicial. Le prometí (a Cecilia) que nada quedaría impune”, expresó la legisladora.

Pidió que aquellos que hacen sufrir de esta manera a otras personas “queden en la cárcel perpetuamente”, ya que ellos no podrán “integrarse jamás a la sociedad, porque son bestias”, dijo. “No se olviden de Cecilia ni de ninguna de las víctimas (…) Jamás bajemos los brazos ni permitamos que existan listas de secuestrados”, manifestó Gusinky. “Queremos que se recupere la primavera en nuestro querido Paraguay. ¡Basta de secuestros! ¡Liberen a Arlan!”, concluyó.

Fuente: Ultima Hora