Diputados se autoaumentaron 100% el salario en el periodo 2008-2013

De G. 16 millones que percibían en el 2008 ahora ganan más de G. 32 millones, sin contar lo que reciben en concepto de combustibles y otros beneficios. Es el equivalente a 20 salarios mínimos.

Los diputados del actual periodo legislativo, que asumieron funciones en julio del 2008, incrementaron sus salarios de una manera impresionante durante cinco años, tras la aprobación del Presupuesto General de la Nación. ÚH accedió a los recibos de salarios, en los que se revela que actualmente perciben G. 32.774.840.

 

Esta jugosa asignación, que también estaría equiparada a lo que perciben los senadores y parlasurianos, no solo beneficiará a los reelectos, sino también a quienes se jubilan en julio, pues el monto que percibirán se calcula en base a su última  by Text-Enhance» style=»font-family: Arial, Helvetica, sans-serif; font-size: 13px; color: #333333; line-height: 1.6; text-decoration: underline; font-weight: bold;»>dieta y gastos de representación.

 

A mediados del 2008, los diputados iniciaron su gestión ganando G. 16.248.100. A un mes de cumplirse el periodo legislativo, el incremento es el doble de lo que inicialmente percibían. Hoy alcanzan los G. 32.774.840, equivalentes a casi 20 salarios mínimos, de G. 1.658.232.

 

En el 2009, el Congreso presupuestó un aumento de G. 8 millones para el siguiente año. Llegaron así a percibir G. 24.248.100. Para el 2011, el salario aumentó G. 26.774.840. En el 2012 los diputados se autoasignaron G. 6 millones más alcanzando G. 32.774.840.

 

En las cifras globales se incluyen la dieta, el gasto de representación y la asistencia parlamentaria. Los diputados ensayaron varios argumentos para sostener en forma silenciosa el aumento que tuvieron de G. 16 millones en tan poco tiempo.

 

Durante el estudio del presupuesto 2010, los diputados habían argumentado el aumento de G. 8 millones con la excusa de que efectivizarían el cupo de combustible de G. 3 millones que percibían en ese tiempo.

 

Los diputados liberales Édgar Ortiz, César López y el colorado Artemio Barrios habían confirmado que ese beneficio solo se cortó tres meses, pero que luego siguieron recibiendo los polémicos vales de combustible, que a este año se incrementaron a G. 5.000.000. Este beneficio inclusive reciben los parlamentarios del Mercosur.

 

Otro de los argumentos fue que en el 2011 se incrementó el salario para «salvar» el Fondo de Jubilaciones de los Parlamentarios, porque tenía un déficit. De los G. 1.539.620 que aportaban mensualmente llegaron a aportar G. 8.916.360, pero esto ocurrió solo el primer mes del año.

 

Llamativamente, para este año no se dieron más aumentos debido al repudio generalizado de la ciudadanía en las redes sociales, por la millonaria autoasignación que lograron en tan poco tiempo de gestión.

 

EVOLUCIÓN. Mientras que los representantes del pueblo se autosignaron G. 16 millones en cinco años, la clase trabajadora tuvo un solo incremento del salario mínimo vigente de apenas G. 300.000, en todo ese tiempo.

 

El reelecto diputado Ortiz, quizás en un acto de sincericidio, había confesado que comparando con los parlamentarios de la región su salario de G. 32 millones era poco, y que el Parlamento paraguayo era el más austero, ya que solo costaba al Estado 1,1% del Presupuesto General de la Nación. Las autoasignaciones salariales y de gastos reservados de los parlamentarios no pueden ser frenadas ya que ni siquiera el Poder Ejecutivo puede recortar, si bien tiene la facultad de vetar, porque el Congreso tiene el poder absoluto para lograr la ratificación.

 

TRANSICIÓN PRESIDENCIAL

 

De G. 16 millones que percibían en el 2008 ahora ganan más de G. 32 millones, sin contar lo que reciben en concepto de combustibles y otros beneficios. Es el equivalente a 20 salarios mínimos.

 

MIEMBROS DE LA MESA DIRECTIVA TIENEN MAYOR INGRESO

 

Los miembros de la mesa directiva de ambas cámaras del Congreso reciben mayores beneficios ante sus colegas. Los vicepresidentes perciben G. 36.076.740, mientras que los presidentes llegarían a G. 40 millones mensuales.

 

 

Esto sin contar con el gasto reservado de G. 1.980 millones asignado para las presidencias del Senado y de Diputados. Dicho rubro se había creado con la excusa de los festejos por el Bicentenario de la Independencia Patria.

 

Fuente: ABC  COLOR