San Bernardino plantea desarrollar una piscina gigante dentro del lago

Para este nuevo espacio se delimitará una zona de la costa del Ypacaraí con una malla de un punto a otro. El agua del estanque se tratará con biotecnología. Requiere de una inversión de USD 60.000.

 

La Intendencia de San Bernardino proyecta la construcción de una piscina natural dentro del mismo lago,  con una dimensión de 680 metros de largo y 70 metros de ancho, con una inversión aproximada de USD 60.000. Se aguarda el permiso de la Secretaría del Ambiente (Seam) para iniciar las obras, refirió el intendente de San Bernardino,  Ramón Zubizarreta.

 

Este espacio recreativo utilizará una curvatura del lago, para unir dos puntos, que va de un muelle a otro, trazándose en él una línea divisoria de las aguas mediante una valla de plástico, desde el Club Náutico hasta el Círculo Militar.

El consorcio chileno Bioaqua dirige el diseño de este trabajo. «La alternativa fue una propuesta del consorcio y a nosotros nos pareció una buena opción a ser ejecutada en el lago», expresó Zubizarreta.

Señaló que inclusive se presentó una propuesta de financiación mediante publicidad para generar los recursos desde el mismo Municipio junto con el sponsor de algunas marcas.

Estimó que, una vez iniciados los trabajos, pueda estar lista menos de un mes.

La piscina no tendrá costo de uso y podrán ingresar niños y adultos. Los relieves propios del lago se mantendrán en esta piscina reservorio, según adelantó el intendente de San Bernardino.

BiOtecnologÍa. Por otra parte, el ingeniero Horacio González, representante de Bioaqua, prometió lograr la reducción de los niveles de cianobacterias, de 115.000 por litro en menos de 12.000 por litro en unos 12 días para que sea apta para el baño.

Para ello, indicó que se instalará una valla de plástico, sujeto a boyas para delimitar el perímetro y el área a tratar con biotecnología. Una vez hecho esto y separadas las aguas, se utiliza unos inoculantes desarrollados por la empresa a fin de romper la cadena de formación de cianobacterias y destruir el producto final. «Hicimos los estudios de la materia y encontramos el agua muy contaminada por coliformes fecales y detectamos 6 tipos de cianobacterias. Nuestro tratamiento se basa en la aplicación de bacterias, las cuales disuelven nitrógeno y fósforos, que son los nutrientes para la producción de cianobacterias. Este estabilizador de agua se obtiene mediante biotecnología», explicó González.

Destacó que el lago recibe contaminación de distintos efluentes y que los más peligrosos para la salud son los desechos hospitalarios.

Fuente: Ultima Hora